Porterhouse gigantes con salsa casera para carne

Porterhouse gigantes con salsa casera para carne

Porciones: 4
Tiempo de preparación: 15 min a 1 hra
Tiempo de reposo: 1 hra
Tiempo de cocción: 16 a 22 min

INGREDIENTES

SALSA

  • 240 mililitros de cátsup
  • 120 mililitros de salsa inglesa
  • 60 gramos de cebolla blanca bien picada
  • 60 mililitros de brandy
  • 60 mililitros de jugo de limón recién exprimido
  • 60 mililitros de vinagre de vino blanco
  • 6 gramos de hongos porcini o shiitake deshidratados y envasados, desmenuzados en trozos grandes
  • 3 cucharadas de salsa de soya baja en sodio
  • 2 cucharadas de azúcar morena compactada
  • 1 cucharada mostaza picante preparada
  • 1 cucharadita de ajo picado

CARNE

  • 2 Porterhouse bien marmoleados, de unos 800 g de peso y 4 cm de grosor cada uno
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharaditas de sal marina gruesa, dividida
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida

INSTRUCCIONES

  1. En una cacerola pequeña, combinar los ingredientes de la salsa. Llevar a ebullición a fuego alto y, después, reducir a fuego bajo y tapar parcialmente. Seguir hirviendo suavemente la salsa hasta que alcance la consistencia deseada (40-50 minutos). Tendrá un aspecto grumoso y muy aromático. Dejar enfriar durante 10 minutos. Colocar un colador de malla fina sobre un tazón mediano y colar la salsa presionando los sólidos para que salgan los jugos. Desechar los trozos sólidos. (Deberían obtenerse unos 240 ml. Se puede guardar en el refrigerador hasta 1 mes).
  2. Retirar el exceso de humedad de los filetes con toallas de papel. Untar ambos lados con el aceite y dejar reposar a temperatura ambiente durante 30-60 minutos.
  3. Preparar el asador para fuego indirecto con calor alto (230-290 °C).
  4. Cepillar las parrillas de cocción para limpiarlas. Sazonar un lado de cada corte con ½ cucharadita de sal y, a continuación, colocarlos sobre fuego directo con el lado de la sal hacia abajo. Asarlos manteniendo la tapa cerrada durante 3 minutos. Sazonar el lado superior uniformemente con la cucharadita de sal restante, darles la vuelta, cerrar la tapa y cocinar durante 3 minutos más.
  5. Pasar los cortes a fuego alto indirecto y seguir cocinando con la tapa cerrada hasta lograr el punto de cocción deseado (10-16 minutos para término medio), dando la vuelta una vez. Trasladar los cortes a una rejilla colocada sobre una charola para que no reposen sobre sus propios jugos y cubrir con papel de aluminio sin cerrar completamente. Dejar reposar 5-10 minutos. Sazonar con la pimienta.
  6. Separar las dos piezas principales de cada corte ubicadas a ambos lados del hueso (el filete y el New York). Cortar cada sección en rebanadas gruesas, en dirección perpendicular a las vetas, y servir en platos calientes con la salsa de carne casera como acompañamiento.

Publicación más antigua
Nachos con pollo y pimiento